Rosca de Reyes

Esta delicia es originaria de Francia a comienzos de la Edad Media (siglo XIV), donde se le conoce como Gallete des Rois y es elaborada con una mezcla de hojaldre y almendras; se decora con un haba en lugar de un niño dios como en México.

Esta tradición llegó a España y al pan lo denominaron como Roscón de Reyes. Se trata de un pan elaborado con una base dulce y que es embellecido con rodajas de fruta y ate, al cual, se le coloca una “sorpresa” a su interior para que la persona que la descubra la pague.

En México la conocemos como Rosca o roscón de Reyes y es preparado con una masa dulce a la que se le decora con ate, higos cristalizados y en el pasado se colocaba acitrón, el cual es un fruto obtenido de una planta llamada biznaga, la cual se encuentra en peligro de extinción.

Esta ricura se “parte” cada 5 o 6 de enero (cuando llegaron los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar a ver a Jesús) y el premio que esconde simboliza al niño dios: si te sale deberás pagar los tamales el Día de la Candelaria (2 de febrero), según la tradición.

Los tres “Reyes del Oriente” encontraron al Niño, quien tenía tres días de nacido, se postraron ante él y le dieron las tres ofrendas.

  • Se dice que por su forma ovalada, la rosca simboliza la religión católica y el amor a dios. Asimismo, es el reencuentro de los Reyes Magos con Jesús.
  • Las frutas se consideran como la gracia traída por el niño o como una especie de joyas traídas por los Reyes. Simbolizan amor, paz y felicidad.
  • El niño al interior de la Rosca simboliza cuando María y José ocultaron a Jesús del rey Herodes y encontrarlo resulta una bendición, te convierte en padrino y deberás celebrar el 2 de febrero con los tamales y atole.
  • Se parte cada 5 o 6 de enero, ya que es el día de la Epifanía para los católicos, es decir, la aparición de los Reyes Magos, quienes obsequiaron riqueza, poder y divinidad a Jesús.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados