Prepara una deliciosa comida poblana

Mole Poblano


El mole poblano es la más pura representación de la cocina mexicana: de espíritu definido, tradición antigua, raíces nativas y sabor apasionado. ¿Lo has probado? Es uno de los principales símbolos de la gastronomía mexicana y reconocido a nivel mundial. Por ello no cabe duda que muchos quieran recrearlo en sus hogares. No te preocupes, nosotros te traemos una sencilla receta de mole poblano para que sigas paso a paso su proceso.

Se dice que hace muchos años, Sor Andrea de la Asunción, que se encontraba internada en el convento de Santa Rosa de Lima en Puebla, buscaba un nuevo platillo que fuera digno del virrey español don Thomas Antonio. La auténtica receta de mole poblano surgió de ir improvisando varios ingredientes como, chile mulato, chile ancho, cacao, almendra y chocolate. Es una mezcla de ingredientes indígenas y coloniales que terminó siendo el platillo mexicano por excelencia.

Ingredientes:

  • 15 chiles anchos
  • 12 chiles mulatos y 12 chiles pasilla
  • 6 chiles chipotles o morita
  • 1/2  cebolla
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 jitomates
  • Lo que se tome con la mano de anís
  • 2 o 3 rajitas de canela
  • 150 gr de uva pasa
  • 100 gr de pepita de calabaza peladas
  • 50 gr de almendras
  • 100 gr de cacahuate
  • 3 clavos (o la punta de una cucharita)
  • 1 piloncillo
  • 2 tortillas
  • 1 pieza de Chocolate Abuelita
  • 2 cucharas soperas de manteca de cerdo
  • 1 plátano macho
  • Piezas de guajolote o pollo
  • 1 pza mediana de pan blanco
  • Semillas de cilantro
  • 1 litro de caldo de pollo

Procedimiento:

1.- El primer paso es limpiar todos los chiles quitándoles las semillas y los rabos. Una vez que termina esto, se tuestan en una sartén; no deben quemarse porque se amarga el mole.
2.- Todos los ingredientes van a pasar por el mismo procedimiento, se ponen a cocer en agua por separado, los chiles, los jitomates, los ajos y la cebolla van juntos. Por separado se ponen, una vez tostados, los demás ingredientes que son los que empezarán el mole.
3.- Una vez que ya hirvió todo, se muele el chile con el tomate, el ajo y la cebolla.
4.- En una cazuela de barro se pone a calentar la manteca y se agrega el piloncillo para que se vaya deshaciendo.
5.- Posteriormente y pasado por colador, se agrega la salsa de jitomate con ajo y cebolla.
6.- Lo mismo se hace con la espesura y se deja sazonar muy bien a fuego medio porque salpica; se menea con cuchara de madera para que no se pegue al fondo de la olla.
7.- Agregar poco a poco el caldo y la sal, debe sazonarse por al menos 45 minutos para que el chile no quede crudo y tome bien su sabor.
8.- Finalmente, agregar el pollo ya cocido y se deja hervir otros 20 minutos. Debe quedar espesito, pero no seco. Se tuesta ajonjolí para ponerlo encima del mole.
9.- Se acompaña con arroz rojo, tortillitas calientes o pan blanco.



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados