Historias Mexicanas en dibujo. ¿Existe tal cosa como el cómic mexicano? ¡Claro que sí!

Un reto que nace dentro de las gacetas, los cómics primero como complemento a los periódicos, daban un receso al lector de noticias. El pueblo mexicano de principios del siglo XX no se empeñaba en leer el periódico, dada la falta de acceso a este y el impedimento del analfabetismo. Así, únicamente el 5% de la población se informaba a través de los boletines. Fue así como las historietas sirvieron para denunciar y alegar de manera implícita los acontecimientos sociales, con acceso para sectores poblacionales más allá de las élites. El cómic mexicano, llegó a unir la desigualdad del México posrevolucionario, permitiéndose entrar a gran parte de los hogares mexicanos, obviando la clase social.  


Historia de la historieta

La historieta llega al territorio mexicano en 1908, sentando bases para exhibir el desfase social en México de una manera capciosa. En su desarrollo llegó a ser una crítica con una pizca de sátira en sus diálogos. Sin embargo, en las dos primeras décadas del siglo XX, el cómic parecía copia de lo que se producía en los Estados Unidos, únicamente se traducía y se cambiaban pequeños detalles del relato. 


En las siguientes décadas, el cómic funge como mayor promotor de la lectura, teniendo su boom en los años 40 del siglo pasado. Un ejemplar de Pepín (inaugurado en 1934) pudo haberse leído hasta 10 veces, por los diferentes miembros de la familia. En su mejor momento, imprimió alrededor de 500 mil ejemplares, dando cifras de lectura impresionantes. Pepín, acompañado de Chamaco y Paquito, fueron de las más leídas por el pueblo. Crecía una noción de selectividad y crítica hacia las historietas, prefiriendo ciertos cuentos (usualmente más apegados a la cotidianidad o de carácter político) y con ciertos estilos de dibujos. Con el país empobrecido y con la insaciable búsqueda de desarrollo social, la historieta sirvió, para milagrosamente, alfabetizar a una pequeña parte de la población e incentivar el hábito de la lectura en la gran mayoría. Se le conocía como el “cine de los pobres” la gente no tenía dinero para gastar en otro tipo de entretenimiento. El pueblo mexicano encontró, en el noveno arte, una alternativa para leer amenamente y visualizar cuentos e historias de distintas índoles. Ahora el pobre era capaz de ser selectivo al momento de leer, capaz también de reflexionar y de discutir de manera similar a la manera como la burguesía lo hacía con otras artes.


Adelita y las guerrillas fue esa historieta que daba como personaje principal a la mujer, relataba la historia de jóvenes soldados que participaron en la revolución. Se puede argumentar que aumentó la noción hacia la mujer como protagonista, pero tuvo un efecto adverso. Se incluían escenas con connotación sexual, que, por su parte, incrementaban ventas y como consecuencia, este tipo de historietas brindaban satisfacción erótica para el hombre mexicano.


Se relata que fulminó la era de oro de la historieta mexicana en 1972, cuando se publicó la última edición de Los Agachados, de Rius, anteriormente llamada Los Supermachos, cambiado el nombre como censura echeverrista. En los 80s y 90s llegaron los superhéroes a México, logrando popularidad y acabando en la compra de estos por Televisa, a inicios de este siglo.


Decadencia y reto

Se logró tanta pasión por la historieta en México, que, a pesar de la decadencia mundial de la impresión de los cómics, a comienzos de este siglo, únicamente Japón supera a México los índices de lectura de historietas. Ahora el reto, al igual que a principios del siglo XX, es mantener la relevancia, tradición y carácter social de las historietas. La decadencia de lo impreso no promete mejoras, pero el diseño virtual podría fungir como una alternativa para que el cómic mexicano mantenga su propósito de entretenimiento, crítica e incentivo a la lectura. 


Referencias 

Campos Garza, L. (3 de abril, 2017). La historieta, formación sentimental de los mexicanos. Revista Proceso. https://www.proceso.com.mx/reportajes/2017/4/3/la-historieta-formacion-sentimental-de-los-mexicanos-181572.html

Gómez de Anda, L. (28 de agosto, 2010). La historieta en México. La Razón. https://www.razon.com.mx/cultura/la-historieta-en-mexico/

Martínez, L., & Paz Paredes, C. (n.d.). DAR VUELTA A LA PÁGINA. HISTORIA Y TENDENCIAS DEL CÓMIC MEXICANO. Tierra Adentro. https://www.tierraadentro.cultura.gob.mx/dar-vuelta-a-la-pagina-historia-y-tendencias-del-comic-mexicano/


Secretaría de Cultura. (3 de febrero, 2018). Valoran la historia y la evolución de la historieta mexicana. Gobierno de México. https://www.gob.mx/cultura/prensa/valoran-la-historia-y-la-evolucion-de-la-historieta-mexicana



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados