Cuidado para tu joyería

En la delicadeza de toda joya radica buena parte de su belleza. Y con los cuidados que les dedicamos también expresamos el valor que para nosotros tienen, como parte de nuestra historia personal. Te sugerimos algunos consejos básicos para que su encanto perviva.


  • Ponte las joyas después de usar cosméticos 
  • Evita en la medida de lo posible que entren en contacto con productos en spray, perfumes, cosméticos o cremas que puedan dejar residuos o crear abrasiones.


  • No utilices productos de limpieza con tus joyas puestas. 
  • Igual que los cosméticos, los productos de limpieza tienen químicos que pueden dañar el brillo e integridad de los metales y piedras preciosas. El amoniaco, la tintura de yodo y el mercurio son tres sustancias especialmente peligrosas para algunos metales. 


  • Las joyas y el mar/las piscinas no hacen buena pareja. 
  • En verano, a todos nos encanta bañarnos en el mar o relajarnos en el jacuzzi, pero asegúrate de no llevar puestas tus joyas. La sal y el cloro pueden dañar de manera irreversible el color de los metales y diamantes.


  • Si vas a hacer deporte, deja tus joyas en casa. 
  • El sudor es ácido y puede dañar los metales. Además evitarás golpes que dañen el metal o debiliten los engastes, que a la larga podrían hacer que se pierdan las piedras. 


  • Limpialas de la manera adecuada.
  • Te recomendamos que tomes como hábito limpiarlas cada vez que las uses, simplemente pasando un trapo de algodón para eliminar huellas dactilares, grasas y polvo. 


  • Guárdalas en el joyero y mantenlas bien protegidas. 
  • Has de tener en cuenta que el oro es un metal blando que se raya con facilidad, y tener tus joyas organizadas hará que permanezcan mucho más tiempo como recién compradas. 

    Algunos consejos más específicos que seguro te ayudarán:

  • JOYAS CON DIAMANTES
  • Los diamantes rayan todos los metales. Mantén todas las joyas de diamantes separadas del resto, si puede ser, en bolsita de terciopelo o en su caja de joyería original.

  • CADENAS
  • Para evitar que se enreden, guárdalas cerradas y envueltas (basta con un papel de seda)

  • PARA EVITAR LA OXIDACIÓN
  • Puedes meter en el joyero un sobre de bolitas anti-humedad para crear un ambiente lo menos corrosivo posible. Examina periódicamente los cierres de las cadenas y pulseras para asegurarte de que no se abran. 

  • PERLAS 
  • Las perlas son especialmente sensibles al contacto con químicos. Pontelas siempre una vez hayas acabado de ponerte productos en spray, perfumes y maquillaje. Para saber más sobre su cuidado, puedes visitar nuestra guía de limpieza.




    Dejar un comentario

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados