¿Cómo tomar buenas fotos?

No se necesita ser un fotógrafo profesional para tomar fotos inolvidables. Con sencillas técnicas y buena práctica, esos momentos que quiere capturar para la posteridad pueden ser de alta calidad.

Antes de disparar el primer flash, tenga claro que quiere compartir con la imagen. Ya sea un rostro, un cuerpo, un punto especial dentro de un sitio, un paraje, etc. De esta forma, podrá enfocar, literalmente, el lente de su cámara a ese detalle que merece más atención que el resto de la escena. 

Muchas veces las fotos salen 'corridas' porque al momento de obturar hay un movimiento brusco del cuerpo. Al momento de disparar, ya con la escena definida, contenga por breves segundos el aire, esto le brindará firmeza en las manos. Tan pronto concluya suelte el aire. 

Es usual pensar que, lo más importante de la escena ocurre en el centro. Resulta que los ojos buscan, en primera instancia, los vértices (el punto de unión entre vertical y horizontal) del cuadro. Esta es la famosa técnica de 'los tercios'.  También, se ubica en uno de los vértices lo más sobresaliente. Por ejemplo: si un familiar posa en un sitio histórico, asegure que en uno de los 2 vértices  de arriba está ubicado, y en el otro debe salir el monumento. 

El momento del día en que se tome la foto es definitivo. Si es de día hay que buscar el sitio, o la posición, para que la luz del sol no obstruya la imagen y se produzca el famoso contraluz. 
En caso de ser de noche, asegúrese que el flash tenga la capacidad para no perder detalle de la imagen. Usualmente las cámaras se gradúan automáticamente para que la escena no se pierda en la oscuridad, pero no está de más que verifique antes.   

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados